Le va la aventura

Con vierto fuerte y giros rapidos

El dia estaba cubierto, el viento acelerado, rachas de 40 kilometros por hora, un frio que calaba en los huesos. Los instantes previos al despegue, a eso que no hemos vivido antes, el pulso se acelera, tension maxima y llega el momento de despegar. Levantamos el parapente, tira fuerte, nos levanta, volmemos al suelo y nos vamos caminado hacia el borde de la ladera. A volar!!!

Páginas